sábado, 20 de agosto de 2016

Hanido Acoraguán: Supermán, despedido (relato)

La crisis de la prensa se cobra una nueva víctima. El Daily Planet no ha podido remontar el descenso en la venta de ejemplares y suscripciones, ni la caída de ingresos publicitarios, lo que ha provocado un incremento en las pérdidas del 28 por ciento. La insostenible situación financiera del grupo editor, que acumula ya cinco años en números rojos, ha provocado que el consejo de administración haya decidido acogerse a la última Reforma Laboral y tramitar un Expediente de Regulación de Empleo, que incluye el despido por causas objetivas de un millar de trabajadores.

Ni siquiera la inyección de capital realizada por el multimillonario Bruce Wayne (sobre el que se especula insistentemente en torno a su relación con Batman), a través de una 'operación acordeón', ha conseguido frenar el deterioro de las cuentas corporativas.

Como viene siendo habitual, la principal damnificada ha sido la redacción, que soporta la mitad de las bajas, entre las que se encuentra la del periodista Clark Kent, cuyas exclusivas sobre las hazañas de Supermán han dejado de interesar tanto en la ciudad de Metrópolis, donde se encuentran las instalaciones centrales de la empresa, como en el resto del país y del mundo, ya que la edición internacional es una de las áreas que menos interés suscita y más pérdidas genera, por lo que va a ser cerrada.


Los mayores ingresos publicitarios que obtiene la edición digital no resultan suficientes para mantener un equipo de redacción integrado por tantos profesionales competentes, haciendo tareas que los gestores del grupo han comprobado pueden realizar perfectamente programas informáticos conocidos como 'robots periodistas'.

Estos gestores también han corroborado que las noticias de investigación y de denuncia social tienen en internet un índice de popularidad muy bajo y que no generan ingresos recurrentes por publicidad, mientras que sucede todo lo contrario con aquellas relativas a las vidas de personas famosas, como las de las integrantes de la familia Kardashian, la reina del pueblo Belén Esteban o los últimos concursantes de los programas de televisión Gran Hermano y Mujeres, Hombres y Viceversa.

En un comunicado, la empresa editora "lamenta profundamente" tener que prescindir de "tantos valiosos y cualificados profesionales, que han aportado un gran prestigio a nuestra cabecera", pero argumentan que la audiencia "es implacable" y añaden que "para nuestra supervivencia como grupo necesitamos una reorganización radical de los contenidos que ofrecemos al público".

El caso de Clark Kent resulta paradigmático, a juicio de la empresa, ya que "no ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías de la comunicación ni a los nuevos gustos de la audiencia". Fuentes consultadas aseguran que tanto el editor del Daily Planet, Perry White, como los ejecutivos del grupo le ofrecieron quedarse como periodista tertuliano, para que asistiera en representación del rotativo a diversos programas de televisión, pero que rechazó la propuesta, tal vez debido a su avanzada edad, a pesar de su buen aspecto físico, ya que lleva en activo desde 1938. Tampoco puede jubilarse, porque su empresa nunca cotizó por él a la Seguridad Social ni él contrató ningún plan de ahorro o de pensiones, así como tampoco llegó a darse de alta como autónomo.

Este último extremo ha provocado multitud de comentarios en las redes sociales, entre los que cabe destacar el tweet del troll Anaconda Arcoíris: "puede que fuera un gran periodista y un magnífico superhéroe, pero no tuvo huevos (o el repelente de kriptonita necesario) para hacerse autónomo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario